She was everything

Frases Románticas de Libros

Ella se sentía tan rara, tan triste o tan sola, pero lo peor de todo es que encontraba cierta alegría en esa soledad. Recuerdo cuando me contaba de sus amigos, de sus salidas y de disfrutar la vida como sí no hubiese un mañana. No sé sí todo radica en la madurez o en el aburrimiento de la monotonía, pero ya ella no acepta días así.

Sumergida en un pasado, que para muchas personas era oscuro, pero para ella era simplemente eso, un pasado. Era como un gato atrapado, como un ratón enjaulado cuando se sentía presionada por tener que ser una persona que realmente no quería.

Con el pasar del tiempo se dio cuenta que no necesitaba eso, no necesitaba ser aceptada o querida por muchos, sólo necesitaba ser aceptada y querida por ella misma y ahí es donde realmente pertenecemos.

¿Qué tanta manipulación existe en el amor cómo para romperte? Así había estado ella, rota desde siempre, pero había personas tan ciegas que te hunden más, solamente porque no pueden soportar el estrés de ser un sube y baja. “Qué triste es este mundo con personas tan básicas”, siempre pensaba ella.

Algo que no dejaba de hacer y por eso siempre la admiré, era ser fuerte, luchadora y de pensamientos claros, entregando lo mejor de sí aunque sabía que muchas veces no era lo correcto.

¿Ustedes están de acuerdo en qué se debe hacer lo correcto sólo porque es lo correcto? Ella llegó a pensarlo porque sabía que personas muy queridas no la aceptarían sino era de ese modo y que triste haber perdido su vida sin darse cuenta.

La vida se hacía difícil cuando tenía que tomar decisiones, buscar un trabajo nuevo, decidir sí continuar con ese amor o dejarlo libre para siempre, el vaivén del día a día, lidiar con personas manipuladoras sólo porque no le quedaba otra opción, pero ella sabía que sí algo la hacía feliz era el silencio del amanecer, la brisa del mar, la música suave que suena a lo lejos y un beso de ojos cerrado que dicta que todo está bien.

Es tonto pensar que se debe elegir cuando se ama verdaderamente a alguien, todo debería ser más sencillo, todo debería encajar en su lugar, tantas historias escuchadas, contadas, pero al final todas son las mismas, un amor simple, básico, que es tan absurdo llamarlo “amor”. Eso era lo que le molestaba, tener que fingir que todo estaba bien cuando hablaba al respecto. Qué equivocada me hacía sentir cuando hablaba sobre el amor, ella era como de otra época o quizás era de otra especie, pero al final siempre pensé que era la más cuerda en esta sociedad tan cambiante.

Foto: cortesía

Ella quería darlo todo y más, se le hacía tan fácil hacer eso, era algo que veía incluido con ella, era como un todo o nada. Nadie podía entenderlo, pero te hacía sentir vivo, es tan inexplicable resumir como era, entre calma y tempestad, entre la risa y la triste, ella no podía ser un punto medio porque en ese punto nos encontramos todos, preguntándonos qué pensaría la gente sí lo hiciéramos, que miedo al ser lastimados, pero sin darnos cuentas que lastimamos al pensar, siendo infieles hasta con el pensamiento, frustrados por no poder encontrar el regalo perfecto para el día de cumpleaños o unas navidades, ahí nos perdemos de todo, nos perdemos de vivir, de ponerle un stop a nuestra monotonía.

Y aunque ella decía que no le gustaban las sorpresas, ella era toda una sorpresa para el mundo.



Qué difícil se hace ponerle título a un texto y más cuando se trata de tu propia vida, de tus opiniones, creencias, pensamientos o frustraciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s